ELEMENTOS DEL APARATO LOCOMOTOR

SISTEMA ÓSEO.

HUESOS.

El hueso es un órgano firme, duro, blanco y resistente que forma parte del esqueleto de los vertebrados.

Es un tejido, resistente a los golpes, presiones y tracciones pero también elástico. Entre otras cosas los huesos permiten el movimiento en partes del cuerpo para la realización de trabajo, movimiento de traslado, sostén, equilibrio o actividades estableciendo así el desplazamiento del individuo. Forma el aparato locomotor originando la estructura ósea o esqueleto y está revestido por músculos dependiendo de su ubicación.

ARTICULACIONES.

Las articulaciones son zonas de unión entre los huesos o cartílagos del esqueleto Es importante clasificar los diferentes tipos de articulaciones según el tejido que la une en fibrosas, cartilaginosas, sinoviales o diartrodias. El cuerpo humano tiene diversos tipos de articulaciones, como la sinartrosis (no móvil), sínfisis (con movimiento monoaxial) y diartrosis (mayor amplitud o complejidad de movimiento).

SISTEMA MUSCULAR.

MÚSCULOS.

Músculo es cada uno de los órganos contráctiles del cuerpo humano, formados por tejido muscular. Los músculos se relacionan íntimamente bien con el esqueleto -músculos esqueléticos-, o bien forman parte de la estructura de diversos órganos y aparatos -músculos viscerales-. La unidad funcional y estructural del músculo es la fibra muscular.

 

 

Y ADEMÁS:

NERVIOS.

Los nervios son manojos de prolongaciones nerviosas de sustancia blanca, en forma de cordones que hacen comunicar los centros nerviosos con todos los órganos del cuerpo. Forman parte del sistema nervioso periférico. Los nervios aferentes transportan señales sensoriales al cerebro, mientras que los nervios eferentes conducen señales estimulantes desde el cerebro hacia los músculos y glándulas.